Un refugio con «aire acondicionado»

 mohave1.jpg

Siguiendo con la idea de centrarse en los materiales y su comportamiento, MAP Architects desarrolló un refugio para probar nuevos métodos para la ventilación autoregulada. Se concibió como una prueba de campo en el desierto del Mojave, donde las temperaturas pueden fluctuar entre los 5 y los 30 grados Celsius. Aprovechando los tejidos elásticos y su capacidad para potenciar la transpirabilidad incrementando el área de superficie, se desarrolló un sistema que tensa automáticamente el tejido en función de la temperatura interior. La activación se acciona y se realiza mediante pistones de cera. Dada la poca amplitud de temperatura de los pistones de cera escogidos, la expansión dobla y empuja el tejido hacia fuera a partir de temperaturas de entre 16 y 35 grados Celsius. La activación tensa el tejido proporcionalmente y de acuerdo con la temperatura de la «habitación» permite una liberación del calor también proporcional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *