La belleza de la protección solar

Shands_Childrens_Hospital_Detail_2024-1xxxxxxxxx.jpg

 

El Hospital Infantil Shands es un centro hospitalario con 187 camas que proporciona una gama completa de servicios para los niños. Los elementos de diseño de este hospital tienen el propósito de crear un ambiente cálido y tranquilo para los pacientes y sus familias. La arquitectura utiliza imágenes y temas para crear un ambiente especial y aportar un nivel de relajación que incluya a la familia entera. Muchas de las imágenes se utilizan para mejorar la señalización interna y proporcionar un elemento de marca para los servicios de los niños.

La fachada multicolor del hospital se convierte en una imagen sobresaliente que da la bienvenida a los niños y sus familias y se convierte en el espacio donde los niños recibirán mejor trato que en otras instituciones. Es fácilmente identificable y sirve también como referencia tanto para los visitantes como para el vecindario.

 

Un pabellón de cristal de varios pisos que sirve de entrada al hospital crea un volumen vertical que se ilumina con la luz solar en la base de la nueva fachada. El espacio proporciona una transición desde el mundo exterior a través de un espacio cálido, limpio, fresco y claro que atrae a los niños con sus luces y sombras, mientras que tranquiliza a los padres acerca de la sofisticación y profesionalidad del hospital y su personal. Una vez dentro, la sombra generada por los coloridos paneles exteriores se transforma en un muro interactivo, artístico y educativo que representa el tema de la naturaleza de Florida, que se verá por todo el hospital.

Esta superposición de imágenes e iconos está concebida para los niños pero no son imágenes infantiles. Confieren un valor educativo que estimula la imaginación de los niños y adultos jóvenes. Incorporar el tema de la naturaleza en la señalética del hospital mejora la continuidad y la cohesión del Hospital.

La entrada al hospital es un espacio diáfano, arquitectónicamente destacado que integra el color del panel de fachada con los accesos para pacientes y visitantes, reforzando la entrada al nuevo pabellón y al atrio. La fachada vidriada estimula el interés del visitante para con el edificio mientras los paneles coloridos penetran dentro del edificio transformándolo en un muro artístico y temático que concluye en el atrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *