Fascinación y función de las Fachadas con cintas Textiles

Ribbon_Facade_Render_2_von_aussen.jpg

En los estudios de arquitectura e ingeniería ha aumentado durante los últimos años el uso y la aceptación de las estructuras textiles tensadas como envolvente adicional para los edificios. Se utilizan como filtros visuales, térmicos o acústicos y para crear espacios fluidos que median entre el interior y el exterior. Con ello, los diseñadores creativos son capaces de aplicar membranas no sólo como vallas publicitarias gigantes, temporales o permanentes, lo cual es el uso mayoritario de los tejidos en la arquitectura moderna.
La historia de las bandas textiles para edificios se inicia con la larga tradición de las marquesinas como elementos independientes que ofrecen sombra y protección contra la lluvia. La combinación de esta antigua idea con la tecnología moderna para envolventes textiles introduce nuevas opciones en el campo de la creación arquitectónica. Una vez resuelto el reto estructural, es posible combinar sombra y transparencia de una manera nueva y totalmente fascinante. El edificio se puede mostrar y cubrir parcialmente; los rayos de sol pueden desviarse, reflejarse, difundirse o filtrarse con la ayuda de estas ondulantes cintas textiles; y por último, pero no menos importante, se puede destacar el edificio mediante iluminación nocturna gracias a sofisticados sistemas LED ya sea desde dentro o desde detrás de la estructura de las bandas textiles.
El National Gymnastics Arena en Bakú es una parte fundamental de la apuesta de Azerbaiyán para los Juegos Olímpicos de verano de 2024 y la firma internacional de arquitectura Broadway Malyan fue seleccionada para diseñar el centro de competición para la gimnástica artística y rítmica. IF-Group, una conocida firma de ingeniería alemana cuyas raíces se encuentran en el diseño y el cálculo de estructuras tensadas, participó desde el inicio en la elaboración de los planos de taller y en los cálculos estructurales del muro cortina inclinado del nuevo pabellón deportivo.
En una segunda fase, para la aprobación del diseño final, IF-Group diseñó la «escalera» de acero que forma la estructura de las cintas textiles y los soportes metálicos fijados a los pilares de hormigón inclinados situados detrás de la fachada acristalada. Su contribución al nuevo edificio también incluye el formfinding de la membrana textil, la generación del patronaje y las instrucciones de montaje de toda la estructura.
El primer diseño de esta fachada textil consistía en tres cintas horizontales con los colores de la bandera de Azerbaiyán. Además del objetivo de controlar el exceso de radicación solar, la idea se inspiraba en las cintas usadas en los ejercicios de gimnasia rítmica. Sin embargo las bandas elegidas habrían sido casi opacas debido a la reducida translucidez del poliéster recubierto por PVC coloreado. Para conseguir una potente iluminación nocturna y al mismo tiempo una radiación solar difusa, se decidió usar una membrana blanca Tipo II con una relativamente alta translucidez de un 10%. La estructura de acero de las cintas textiles tuvo que suspenderse de la parte superior de la cubierta. Para conseguirlo, se colocaron puntales inclinados con varillas de sujeción encima de los montantes de acero principales de la fachada acristalada.
Una vez colocadas las secciones prefabricadas de la «escalera» de las cintas textiles, se podían fijar las membranas y tensionarlas desde ambos lados. El resultado es una banda continua de tejido que cubre completamente la estructura de acero ondulante. El proceso de fabricación de esta compleja forma tridimensional, conformada por perfiles tubulares, era un reto y requirió que IF-group enviara un ingeniero al contratista de acero en Turquía con el fin de supervisar el proceso de doblado y soldado. Antes de transportar los elementos a Bakú, también se tuvo que supervisar el proceso final de montaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *