La nueva sede Nice Brasil, entre la innovación y la sostenibilidad

 

Una gran hoja que descansa delicadamente sobre ligeros pilares: esta es la imagen simbólica que inspira el emblemático techo del nuevo complejo industrial de Nice en Brasil, que se inaugurará el próximo mes de junio. La multinacional italiana especialista mundial en soluciones de Smart Home, Seguridad, Domótica y Automatización de Edificios, ha confiado al prestigioso estudio MC A – Mario Cucinella Architects el diseño y la construcción de su nueva sede brasileña, un complejo muy vanguardista y ecosostenible. En el año 2022, las obras de construcción continúan a un ritmo acelerado y su finalización está prevista para junio.

El complejo futurista se construirá en Limeira, al noroeste de São Paulo, y tendrá una superficie de 20.000 metros cuadrados. Diseñado para cumplir los requisitos de la certificación LEED, el edificio establece un punto de referencia para la arquitectura industrial sostenible.

La sede brasileña de la marca ha sido concebida como una fábrica inteligente, inspirada en los principios de la Industria 4.0, y va más allá: un nuevo enfoque de producción basado en el uso de tecnologías de vanguardia, diseñado para mejorar las condiciones de trabajo, crear un modelo de negocio sostenible y aumentar la productividad y la calidad de producción de las plantas. Realizado con una inversión de más de 20 millones de euros, el complejo será también uno de los centros internacionales de Investigación y Desarrollo de Nice.

El proyecto desarrollado por MC A pretende reinterpretar el concepto de planta de fabricación estableciendo un diálogo con la comunidad y el entorno. El edificio se caracteriza por una luminosa fachada central que da a la vía pública principal y acoge el vestíbulo, dos plantas de oficinas, zonas comunes y todos los espacios de formación. La producción, por el contrario, se encuentra en la parte trasera y está conectada al atrio principal a través de una gran ventana desde la que todos los visitantes pueden observar el proceso de producción automatizado, transformando la estructura en una «show-factory». También en la parte trasera, un sistema de pasarelas suspendidas, inmersas en el bosque, conecta con la extensión del edificio que albergará funciones públicas para los empleados.

El emblemático tejado no sólo es la principal característica arquitectónica, sino también el dispositivo ambiental pasivo más importante, ya que ofrece protección contra la radiación solar directa durante los meses más calurosos del año. La ciudad de Limeira se caracteriza por sus elevados ángulos solares, que son bastante fáciles de sombrear gracias a la implantación de un voladizo horizontal, cuya profundidad se ha optimizado para sombrear completamente las fachadas de vidrio durante las horas centrales del día, reduciendo la radiación solar en un 47%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *