Desafío técnico de protección solar

Se trata del proyecto arquitectónico más esperado de Milán: la Fundación Feltrinelli, que es también el símbolo de la re-dinamización del histórico barrio norte de Porta Volta. El reto que se presentaba en esta obra excepcional era dotar de comodidad térmica, control de la luz, transparencia y su perfecta integración con las fachadas existentes a este edificio emblemático.

Este desafío técnico único ha sido superado con éxito por el fabricante Mermet, especialista en diseño de tejidos para la protección solar. Los arquitectos, galardonados con el Premio Pritzker, seleccionaron el tejido Satiné 5500 por sus extraordinarias prestaciones y su capacidad para adaptarse a las peculiares restricciones de aplicación de este edificio.

3H0A6828.jpg

 

La Fundación Feltrinelli, diseñada por Herzog & de Meuron, recupera todos los códigos de los caseríos lombardos tradicionales: estrechos y alargados y con tejado a dos aguas. Pero con la excepción de que en esta versión ultramoderna, las fachadas y el tejado están totalmente acristalados.
El edificio acoge 7 pisos de espacios multifuncionales pensados para alojar proyecciones y acontecimientos artísticos, pero también oficinas, salas de reuniones y salas de recepción para seminarios, así como la sede de Microsoft en Italia.
El control de la iluminación se reveló primordial para suprimir los contraluces en las oficinas y en particular sobre las pantallas de proyección, también para garantizar un confort visual óptimo a los usuarios de las salas, luchar contra los deslumbramientos provocados por los reflejos del sol, garantizar el confort térmico protegiendo del calor y ofrecer una perfecta transparencia con una visión nítida de ese barrio cargado de historia cuya arquitectura se remonta al siglo XV.