Cerradura conectada con el móvil

 SOMFY150

Gestiona el acceso a la vivienda con el móvil además de las llaves metálicas clásicas.
Controlar y administrar fácilmente el acceso al hogar a través de llaves virtuales para todos los que forman la familia, a la cuidadora de los niños, a la señora de la limpieza, al jardinero…de una forma permanente o dando acceso en horarios concretos de forma temporal. En todo momento el sistema informara de quien entra y sale de la casa.
La información que se genera entre el móvil y la cerradura es encriptada lo cual ofrece total seguridad en su transmisión.

Facilidad de instalación tanto en vivienda nueva como en la renovación de una puerta ya que es cilindro europeo y se adapta perfectamente.
Funciona a través de una aplicación y portal propios. Su concepción encaja perfectamente con los valores y posicionamiento sobre Hogar Conectado de Somfy y por ello también podrá integrarse a TaHoma (necesaria pasarela Internet).

Desde el exterior tiene el aspecto habitual de cualquier cerradura para el uso con llave. Es en el interior donde este aspecto cambia visiblemente. Además, el usuario podrá elegir entre 3 colores diferentes de cubierta según necesidades estéticas.
Lector inteligente
Lector de código para la Cerradura Conectada
Detector que permite abrir y cerrar la puerta con llaveros, pulseras o tarjetas, algo que el usuario ya está acostumbrado a utilizar en su vida cotidiana.
De esta forma el usuario puede elegir el mejor sistema dependiendo del momento y necesidad o asignar distintivos a diferentes usuarios con cualquiera de estos útiles.
Permite definir accesos permanentes o en diferentes franjas horarias. Y también facilita la cancelación de su uso por causas de pérdida o cambio de usuario.
– Si se sale a correr y hacer un poco de gimnasia se lleva la pulsera por comodidad.
– La señora de la limpieza lleva su tarjeta que le permite el acceso todos los martes entre la 9 y 10 horas de la mañana.
– Y cuando alguien se olvida las llaves dentro se puede abrir la puerta con el móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *