Velas de sombra en las calles de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ejecutará 50 proyectos elegidos por los vecinos en los Presupuestos Participativos.

La céntrica calle Castillo, desde la plaza de la Candelaria hasta la plaza Weyler, en Santa Cruz de Tenerife, se convertirá en un espacio comercial «cubierto» mediante la instalación de «velas de sombra». Se trata de uno de los proyectos ganadores de la tercera convocatoria de los Presupuestos Participativos del Ayuntamiento, con la que los vecinos deciden, con sus propuestas y con sus votos, en qué gastar un millón de euros de las cuentas municipales.

En concreto, en esta ocasión el Consistorio chicharrero ejecutará un total de 50 iniciativas por un importe total de 997.150 euros, distribuidas por los cinco distritos del municipio. Esta convocatoria de los Presupuestos Participativos, correspondiente al periodo 2020-2021, arrancó en junio de 2019 con la fase de información. El plazo para que los vecinos presentaran propuestas se cerró el 22 de marzo de este año, registrándose un total de 299 proyectos. A continuación, el Ayuntamiento procedió a la validación técnica de todas las iniciativas planteadas, con el objetivo de seleccionar aquellas más viables. A finales de julio, se publicaron las elegidas, 115, las cuales sumaban un presupuesto de 2,9 millones. El 31 de julio se abrió la fase de votación final, para que fuesen los propios ciudadanos los que eligiesen los proyectos ganadores, hasta sumar la cifra de un millón de euros.

El más votado ha sido precisamente el proyecto para convertir la calle Castillo en un espacio cubierto y así protegerlo del sol y del calor e, incluso, de la lluvia. Su ejecución supondrá una inversión municipal de 80.000 euros. El vecino que ha planteado esta iniciativa explica que se trata de, «mediante toldos», cubrir esta céntrica vía comercial de Santa Cruz, como por ejemplo se ha hecho en calles de Madrid, Málaga, Sevilla, Alicante y Murcia. Señala que «este sistema» beneficia a los comercios y a los propios ciudadanos, ya que proporcionaría un ambiente más agradable a la hora de pasear por la calle Castillo, pues los toldos darían sombra y la temperatura bajaría unos cuatro grados.

Desde el Consistorio se indica que las velas de sombra irán ancladas a las fachadas desde la plaza de La Candelaria hasta la plaza Weyler. La superficie que se cubrirá es de, aproximadamente, 4.000 metros cuadrados. Las sombras también protagonizan otro de los proyectos más votados, denominado «espacio cubierto singular» en la plaza situada sobre el aparcamiento de la calle Prolongación Ramón y Cajal. Se trata de «techar, mediante una singular cubierta de arquitectura textil» dicha zona. A esta, dice el autor de la iniciativa, » se le podría dar muchas utilidades, como convertirla en un gimnasio al aire libre». La inversión municipal asciende a 50.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *