Una empresa de Sabadell crea un tejido que se refrigera de forma automática

La empresa de Sabadell ECima ha creado un tejido técnico que permite refrigerar la temperatura de forma automática y de manera activa sin necesidad de conectarse a la corriente eléctrica. Se trata de un dispositivo termoeléctrico flexible que se puede integrar en cualquier material textil, como por ejemplo el vestuario de bomberos, deportistas, trabajadores del ámbito industrial o en material hospitalario (en la ropa de cama o en apósitos quirúrgicos).

El proyecto se basa en el diseño y desarrollo de tejidos funcionales que mediante una serie de recubrimientos se convierten en un sistema de refrigeración activa. El consorcio ha creado un dispositivo termoeléctrico (basándose en la tecnología de las llamadas ‘celdas Peltier’) que se integra en cualquier material textil para poder controlar la temperatura de forma automática en todo momento. La solución incorpora un sistema de conexión a una batería que le proporciona la energía para funcionar, sin que se tenga que conectar a la corriente y facilitando la movilidad del usuario que la utilice. El sistema incorpora una serie de sensores de temperatura, elementos de control de potencia y de ventilación para garantizar la buena distribución del frío y la eficiencia de su funcionamiento mediante la disipación del calor. Se trata de un dispositivo flexible que, a diferencia de otras soluciones termoeléctricas, se puede adaptar a todo tipo de tejidos y formas.

Según Jordi Mota, responsable de I + D en ECima, «la creciente demanda de una mejor atención sanitaria hace que la industria de textiles para uso médico avance hacia el desarrollo de productos que aportan nuevas funcionalidades para mejorar la calidad de vida de los pacientes, como es el caso del control de la temperatura en aquellas situaciones que lo requieran «. Esta solución se puede aplicar «en aquellas situaciones en que se requiera un control de la temperatura», explica Mota.

La empresa de Sabadell cuenta con más de 60 años de experiencia en el sector de los textiles técnicos, mientras que los socios alemanes del proyecto se especializan en el diseño y aplicación de recubrimientos de capa fina y sistemas para smart textiles , así como el desarrollo de electrónica y su integración en textiles. Con una plantilla de cincuenta trabajadores, ECima, que pertenece al Clúster AEI Textiles, exporta el 70% de su producción a más de 40 países, principalmente de la Unión Europea.

Para este proyecto, ECima ha contado con una ayuda de 73.000 euros de ACCIÓ -la agencia para la competitividad de la empresa, dependiente del Departamento de Empresa y Conocimiento- en el marco del programa de ayudas Núcleos de I + D Empresarial Internacionales. Estas ayudas impulsan proyectos empresariales de I + D entre empresas catalanas y socios internacionales. De hecho, ECima está desarrollando el proyecto en colaboración con la empresa Intelligent Textile Products (ITP) y el centro de investigación Leibniz Institute of Photonic Technology (IPHT), ambos alemanes, y el centro tecnológico Leitat, como proveedor tecnológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *