Modelo de toldo accionado por el sol

Los toldos para ventanas evitan que los espacios interiores se calienten demasiado. En invierno ayudan, además, a ahorrar energía térmica. De una eficiencia energética adicional se encarga ahora un módulo solar en el toldo para ventanas markilux 620. Está unido a una batería y ofrece una corriente con huella cero de CO2 para el electromotor.

El sol produce a diario inmensas cantidades de energía. Siendo, por lo tanto, lógico e inteligente utilizarlas para el funcionamiento de aparatos y equipos. Así es que el fabricante de toldos markilux ahora ofrece uno de sus toldos para ventanas con el módulo solar «sundrive». Está equipado con una batería que acciona un motor RTS de 433 MHz.

Aprovechar una energía limpia y gratuita
«Ya utilizamos energía solar para el funcionamiento del súper-sombra en nuestro modelo pérgola. Y ahora también en el markilux 620 con un tamaño de hasta dos metros y medio por tres metros. Así se puede manejar eléctricamente el toldo vertical también sin corriente eléctrica. Y todo ello sin generar emisiones y de forma gratuita», explica Michael Gerling, Director General Técnico y de Producción. De esta manera, la propia energía solar es la que se encarga de impedir que ella misma entre en el interior de la casa. Una ventaja adicional es el que se puede prescindir de los trabajos eléctricos necesarios para un accionamiento motorizado convencional.

El módulo trabaja con una luz normal diurna
El módulo solar «sundrive» se encuentra en la parte delantera de la caja de lona del toldo para ventanas. Solo tiene 47 centímetros de largo y seis centímetros de ancho, con una altura de tan solo cinco milímetros. Con una potencia de 3,2 vatios, según afirma Michael Gerling, funciona incluso cuando está orientado en dirección norte o con el cielo nublado. «La luz normal diurna es suficiente para abastecer la batería conectada, con una capacidad de 2,2 amperios-hora, con la corriente necesaria», enfatiza. Tras la instalación del toldo, se carga por si misma con la ayuda del módulo solar, realizándose la primera carga siempre en markilux. La energía es suficiente para meter y sacar muchas veces el toldo, sin que la batería se descargue antes de tiempo. El potente motor integrado puede ser controlado con un mando RTS, siendo, según aclara Gerling, compatible con todos los controles RTS habituales. Una protección térmica evita además un sobrecalentamiento. El motor y la batería están metidos en la estrecha caja de lona y unidos mediante un cable, haciendo que no se vea ningún cable eléctrico por fuera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *